Fin de semana controlado

El viernes fue de los pocos días en los que me he ido a caminar yo sola. La verdad es que me gusta poder decidir rutas, donde me paro y observar la gente que sale de sus trabajos, va de compras, pasea… es algo que verdaderamente me gusta. Hice un buen paseo escuchando música y sintiendo en la cara el frío que empieza a hacer por las noches.

Ayer sábado nos levantamos todos sobre las 11 con lo que perdimos parte de día. Nos fuimos a Terrassa buscando un Decatlhon donde poder comprar un calzado deportivo y unas pesas para mí. David insistió en regalarme unas  bambas especiales para la marcha que valían un dineral y aunque me supo mal, la verdad es que dejé querer.

Esta mañana estaba deseando probarlas y me las he calzado después de desayunar para hacer un paseo de unos 14 km. aproximadamente por todo Igualada. La mañana tiene también mucha vida, gente que hace deporte, otros que pasean, gente que trabaja y la tipica estampa de las personas que salen de las pastelerías con el postre de los domingos. Cuando vas bién equipado todo se hace mucho mejor, ha habido un momento en el que las piernas se me iban solas y si no es porque llevaba bastante rato fuera de casa hubiera seguido caminando sin problemas. La anécdota es que me he llevado el MP4 para seguir el ritmo de la música que me he bajado y como mi hijo también se descarga lo que le da la gana me he encontrado escuchando villancicos en médio de la caminata (¿no hay que esperar al anuncio del Corte Ingles cada año para que empiecen las Navidades?), eso por no explicar que también he caminado con la música de Lordi (no sé si se puede ser más freaky).

Ahora estoy haciendo tiempo porque a David le apetece ir al cine (ya se nos quedó colgado ayer en Terrassa ), creo que nos va a gustar la película.

En cuanto a la alimentación ha sido un fin de semana bueno, ayer nos llamaron unos amigos para ir a cenar a su casa y aunque nos apetecía decidimos no ir porque David se encontraba mal y el peque tenía un cumpleaños al que acudir.

Será de los pocos fines de semana que he comido lo que tocaba. Le prometí a la dietista que lo haría bién y quiero cumplir esa promesa.

2 comentarios sobre “Fin de semana controlado”

  1. De un niño te puedes esperar casi cualquier cosa. Si quieres que el factor sorpresa permanezca en ti pon un niño en tu vida.

    Por cierto, la película «Leones por corderos» me gustó bastante, y eso de comentar las pelis al salir del cine está muy bien, porque uno se entera de cosillas que no había pillado, como fue mi caso, gracias Silvia.

    El film trata sobre la falta de compromiso y de implicación de la mayoría de los ciudadanos con las cosas del mundo (fuera de su persona o de su circulo más cercano) y con que poca responsabilidad tratan los poderes (sean los medios de comunicación o los gobiernos) algunos asuntos mundiales. Los ciudadanos del estado del bienestar llegamos a anestesiarnos con tanta comodidad y caprichos satisfechos, hasta el punto de importarnos una mierda cuales son los medios para llegar a ese fin. Mientras, el resto del mundo seguirá empujando al primer mundo para conseguir su pedacito de la tarta. ¿Alguien no lo ha entendido todavía?.

    Besos

  2. A mí también me gusto la película y me hizo estar muy atenta porque fui consciente de que si se me escapaba algún detalle igual no me enteraba de lo que iba. La interpretación excelente, sobre todo del profesor que como siempre está a la altura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.