Aquí y ahora

Me  apetece escribir sobre nada en concreto, sobre todo en general y sobre mí misma para poder conocerme un poco más. Cada día intento practicar aquello de «Aquí y ahora», de hecho es lo único real que tengo y que siento en este instante.

Lo que viví ésta mañana ya es un recuerdo y el mañana aún no existe por tanto sólo me tengo a mí frente a un ordenador en mi oficina, entre cuentas bancarias, impagados, fondos de inversión, un cortado a medio acabar y la música de Kiss Fm.

De vez en cuando hay alguna llamada de algún cliente que no tiene claro el importe del último recibo que le he girado y el sonido del teléfono distrae mi mente soñadora, rompe imágenes idílicas que merodeaban por mi cabeza y me trae de nuevo al «aquí y ahora».

No siempre se puede estar despierto, no es fácil dejar de pensar para centrarse en un solo momento y lo más complicado a veces es saber que estas en ese momento. Suena extraño pero es casi tangible y huyendo de lo Freudiano me atrevería a decir que las cosas en realidad son muy sencillas.

Recuerdo que el otro día, un amigo me preguntó qué haría si me tocara mucho dinero en la lotería y le respondí » pues perder el tiempo en buscar algo que me haga desgraciada » y es que en el fondo no estamos preparados para ser completamente felices, es una sensación que da miedo, yo casi prefiero no ser inmensamente feliz (ojo que no tiene nada que ver con el dinero que te pueda tocar en la lotería) y poder sentir momentos felices aunque sea de manera intermitente.

Al hilo de esto y  aún a riesgo de que  pueda sonar cursi, creo que mis momentos de felicidad han estado en las cosas más pequeñas (excepto mi hijo claro), en una mirada , en una sonrisa , en la música, un paisaje….incluso he sido momentáneamente feliz con la comida, y digo por un momento porque después la culpabilidad ha hecho su aparición triunfal y he pasado de un estado emocional  a otro en apenas unas horas.

Esta semana me siento más fuerte, casi triunfadora por llamarlo  de alguna manera, y es que el hecho de poder oxigenarme cada día haciendo mi paseo es un  pequeño lujo para los sentidos.

5 comentarios sobre “Aquí y ahora”

  1. Tienes razón que «no estamos preparados para ser completamente felices» pero si te fijas siempre vamos detrás de ello, por algo será…

    Besos

  2. Felicitaciones!! me gusta este sitio o blog.

    Te cuento que yo tambien practico el «Aqui y ahora» …y bueno cuando lo hago bien, el tiempo casi pasa despercibido y mis «emociones se calman»y entro en un estado como de «despreocupacion»..siento que todo va bien..la jornada se vuelve enriquecedora y el trabajo deja de ser monotono…..bueno esto lo intento hacer todos los dias…pero ay!!cuando lo olvido, todo dentro se me altera y me vuelve la ansiedad…y asi me voy lejos de la felicidad.
    Un abrazo
    Mari

  3. Hola Mari, yo creo que es muy importante practicar el aquí y ahora, pero me resulta tan complicado…
    Normalmente estoy en otros momentos, pasados o futuros y también me crea ansiedad ese estado, por eso cada vez que intento vivir el presente tengo que ser consciente de ello porque no es automático, sino algo que debo programar.Espero que algún día se vuelva un hábito para mí.

    Un Abrazo

  4. Hoy he visto en el calendario que se recuerda a Teresa de Avila,mujer a la que admiro mucho….en sus escritos se «ve» que vivia el aqui y el ahora…Hace unos años vi por la tele una pelicula sobre su vida.,estaba filmada en los lugares por donde fundo sus comunidades..me causo mucha impresion, la aridez, la sencillez..su gran valentia para enfrentarse al clero..a las boberias de su epoca..y bueno querria recordarla con algunos de sus escritos:

    «Señor que nada turbe el silencio de esta noche. Que nada me espante de permanecer en tu presencia, con mi humanidad expuesta.Porque tu eres Dios, tu no te espantas de mis flaquezas, de mis continuas caidas.
    Tu eres mi Dios, pero tambien mi amigo..tu estas de mi parte, munca me faltaras. Aqui en la inminente oscuridad, me siento capaz de enfrentar el mundo entero si se levantara contra mi.
    Pero si te tengo a ti , Dios, nada me faltara .. Solo tu bastas.

  5. No conozco mucho de Teresa de Avila, pero entre lineas este escrito parece intuirse que utiliza a Dios para combatir el miedo que las personas tenemos a la vida.

    Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.