Más cerca de Puig Aguilera

Este fin de semana no he controlado demasiado la comida, de hecho he pasado toda semana de bajón. En ese sentido soy un poco difícil por mi inestabilidad emocional, constantes subidas y bajadas de ánimo que para las otras personas puede resultar desconcertante.

De todas maneras el hecho de que lloviera la semana pasada hizo que no pudiera salir más que el lunes a caminar, y las endorfinas que se liberan con el deporte quedaron en el olvido.

Hoy hemos hecho una ruta fantástica a pie, nos hemos ido José, el peque , David y yo. Hemos salido de la puerta de casa a las 4.10 h., la ruta ha consistido en pasar inicialmente por el Rec hasta llegar a la gasolinera de la soledad en Igualada, acto seguido hemos bajado por Funosa a Odena (barri Sant Pere), y hemos buscado una ruta alternativa pasando por el aeródromo donde se acababa una especie de concurso de vuelo acrobático.

Ultraligero

Aerodromo Odena

La idea era llegar a la falda del Puig Aguilera, el paisaje cada vez era más bonito y se notaba el oxigeno y el olor a montaña como algo maravilloso.Las huellas de jabalí nos han acompañado algún pequeño tramo y así hemos llegado a la Masía Bohigas (mi sueño era casarme en ese sitio, pero mi economía me lo impidió).

Caves Bohigas

Acto seguido hemos cogido un atajo que no sabíamos donde llevaba, creo que me he acordado de todos los parientes de alguien cuando he pensado que después de andar tanto habíamos llegado a un sitio franqueado por un barranco. Afortunadamente hemos encontrado la salida y hemos acabado casi en mi trabajo.Evidentemente y a partir de aquí todo me era bastante familiar.

Al final hemos llegado a las 7.45 H. a casa, me siento como si me hubieran dado una paliza, y mis bambas agonizantes yacen en el suelo. Si a eso le sumamos que no he podido dormir por varios motivos, véase tomar café durante el día, beber coca-cola, el niño que tiene pesadillas y el sentido de culpabilidad que no me  ha dejado dormir.

No obstante, ha sido de las excursiones más bonitas que hemos hecho y me siento feliz de ver que soy capaz de plantarle cara a mi poca voluntad.

Sílvia.

Un comentario sobre “Más cerca de Puig Aguilera”

  1. Hola Silvia,

    ¿Te gusta la foto que le hice al ultraligero cuando estábamos en el aeródromo? ¿Y la que hizo David en las Cavas Bohigues? Han quedado guapas, ehhh!!!

    Besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.