Y sigo bajando…

Buenos días a todos, me siento mucho más optimista que en otras ocasiones quizá porque sigo bajando de peso y la gente me lo empieza a notar.

Sigo viéndome mal en el espejo, supongo que mi autoestima está bastante abandonada, pero espero que algún día pueda reconocerme cuando me mire y no sentir cierta repulsa. En el fondo es una situación a la que he llegado yo solita, quizá me castigo o me premio a mí misma con la comida, pero lo que está claro es que debo superar mi problema con el peso, debo hacerlo para mí, para sentir que controlo lo que me llevo a la boca y para no sentirme dependiente de nada ni de nadie.

Y eso que este fin de semana he comido de lujo, tengo una amiga que es una fantástica cocinera y me lo demuestra cada vez que voy a su casa, es un placer estar rodeada de gente de tanta calidad humana, gracias  a todos por estar ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.