Behekoetxezaharra baserria (Ekoigoa)

En uno de esos libros de auto-ayuda que tanto me gusta leer encontré un párrafo que adopté para mi vida. Venía a decir algo así como que las personas que se cruzan en nuestra vida no lo hacen por casualidad, sino más bien por causalidad. Poco a poco he ido comprobando que aprendo mucho de la gente que me rodea y que me enriquece enormemente el compartir con los demás la visión de la vida y de la realidad que cada uno vive o interpreta.

No sé como hablar de según que personas sin que parezca que todo lo que escribo está hecho a modo de lisonja pero me considero una persona a la que le cuesta bastante no hablar sobre los sentimientos, quizás demasiado impulsiva..lo sé, pero siempre con ganas de exteriorizar mis sentimientos.

Hace unos 3 años se nos ocurrió que nos apetecía ir al País Vasco a pasar algo más de una semana. Como siempre vamos tarde no encontrábamos alojamiento rural (que es lo que más nos gusta), estuvimos unos días buscando hasta que David llamó a  una oficina de turismo y nos recomendaron varios alojamientos que todavía disponían de plazas.

Ekoigoa Turismo Rural

Obviamente reservamos con toda la ilusión porque la web de la casa escogida nos mostraba un sitio lleno de encanto. Cuando llegaron las vacaciones , nos desplazamos a Aizarnazabal (el pueblo de la casa en cuestión) y buscamos el alojamiento – Ekoigoa-. No fue difícil de encontrar la casa porque está muy bien señalizada y el municipio es pequeño.

Cuando tuvimos la casa delante, nos dimos cuenta de que las fotos no hacen honor en absoluto al paisaje, a la casa y a los alrededores. La casa es nueva completamente y los detalles están cuidados al máximo, las habitaciones grandes e impolutas y el cariño con el que se lleva el negocio se plasma en cada detalle.

Fue entonces cuando conocimos a Rosa y Mikel, un matrimonio encantador que lleva la casa. Los días que estuvimos allí hicimos rutas por las mañanas ya que el pueblo está muy bien situado para conocer  el País Vasco, estuvimos en las principales poblaciones de la zona y como no en San Sebastián.

Al llegar la tarde ya buscábamos la tertulia con Mikel y Rosa en el porche que tienen, él es la típica persona de la que aprendes un montón al ver su filosofía de vida y ella es todo corazón, una mujer estupenda que hace que la sientas muy cercana. Te das cuenta de que cada uno de nosotros tiene una historia personal detrás y que las dificultades te pueden hacer crecer de manera increíble.

Inmejorable el bizcocho del desayuno de Rosa, con sus huevos ecológicos, sus tostadas, su dedicación…., al final decidimos volver el año pasado para semana santa, y la experiencia fue todavía mejor. No olvidaré el paisaje húmedo del jardín con las sábanas blancas tendidas al sol, esa imagen se me quedó grabada.

Ekoigoa Casa rural 2

Recuerdo que el último día me fui llorando de la casa después de darle un abrazo grandote a Rosa y es que…cuando se encuentra a alguien de quien puedes aprender y que te enriquece  tanto, te cuesta mucho separarte.

El día de la cabalgata nos llevamos una sorpresa, tuvimos el lujo de poder tomar un café con ellos y nos quedó la nostalgia de volver por esas tierras tan maravillosas y llenas de encanto.

Volveremos seguro!!! (aunque tendremos que hacer las paces con Sagu porque tiene un carácter….)

www.nekatur.net/ekoigoa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.