Sosteniendo una flor

Buda sosteniendo una flor

Una de las anécdotas del budismo que siempre me ha hecho reflexionar al recordarla es la del Buda sonriente y en silencio mostrando una flor a sus seguidores. La copio aquí y que cada uno saque sus conclusiones, en silencio, más allá de las palabras…

Un día Buda iba a dar una charla especial; miles de sus seguidores habían acudido desde muy lejos. Cuando Buda apareció, tenía una flor en sus manos. Transcurría el tiempo, pero Buda no decía nada; simplemente miraba la flor. La multitud se fue incomodando, pero Mahakashyapa, sin poder refrenarse por más tiempo, se rió.

Buda se dirigió hacia él y le dió la flor diciéndole a la multitud: «Yo poseo la clave de la verdadera enseñanza. Todo lo que puede ser dado a través de las palabras, os lo he dado, pero con esta flor le estoy dando a Mahakashyapa la clave de la enseñanza.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.