Lo in-tangible

Para que una teoría sea aceptada como científica tiene que pasar las pruebas del método científico, esto es que esté dentro de un paradigma reconocido, que pueda ser reproducible y que sea falsable.

Un paradigma científico describe como debe conducirse un experimento y que instrumental debe utilizarse para llevarlo a cabo, por ejemplo, y resumiendo mucho, para poder observar los anillos de Saturno debes utilizar un telescopio de una abertura de 6 cm con un ocular de 25 aumentos, esto sería una prescripción instrumental dentro de un paradigma. Además debe cumplirse la reproducibilidad, es decir que siempre que se aplique un experimento en las mismas condiciones el resultado sea el mismo, sino no sería científico, en tal caso un cachondeo padre. Por último que sea falsable o refutable quiere decir que mediante el experimento sea posible aceptar o rechazar la teoría, si no es posible saber mediante el experimento observable si una teoría es falsa o cierta entonces no cumple con el criterio de falsabilidad. Por ejemplo “los gnomos existen” no es falsable para un científico porque no existe un experimento que pueda probar o rechazar su existencia.

Parece que esto sólo puede aplicarse a los fenómenos observados de lo que denominamos “el mundo físico”, ahora bien que podemos decir del mundo interior, y no sólo me refiero a lo psicológico desde el punto de vista de la psicología conductista, sino a lo espiritual. ¿Podemos aplicar el método científico a lo espiritual?. Hay quien afirma que si, veamos un ejemplo en el siguiente vídeo de Ken Wilber…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.