Mi encuentro con Le Modulor

Continuamente nos envuelve multitud de información proveniente de nuestro entorno pero somos conscientes de una pequeña parte por medio de nuestra atención. Podríamos decir que aquello que no llama nuestra atención no existe para nosotros dado que no somos conscientes de ello, además de que nuestra percepción viene determinada por nuestra cultura, y lo que por ejemplo un esquimal percibe de una determinada forma, nosotros lo percibimos de forma distinta, es lo que se llama predisposición perceptiva. Además ocurre el siguiente fenómeno, algo que vemos continuamente, por ejemplo un lugar por el que pasamos cada día para ir al trabajo, su observación nos viene condicionada por las primeras veces que lo vimos, en el momento que vuelve a presentarse ante nuestra consciencia lo percibimos con la memoria más que con la visión directa, y se produce una especie de constancia perceptiva que provoca que aunque la realidad varíe hasta cierto punto todo permanece igual para nosotros.

Hace pocos días fui protagonista de algo relacionado con esto último, venía de mi trabajo en los ferrocarriles como hago cada día, el tren paró en la estación del pueblo donde vivo, al abrirse las puertas bajé del vagón y me dispuse a andar en dirección a mi casa, recorrí el paseo que hay cerca de la estación cuando de repente una figura conocida, una escultura,  apareció en mi consciencia, di unas pocas vueltas alrededor de la figura, al principio no recordaba de que me sonaba pero poco a poco fui capaz de dar con el recuerdo, era una figura que había conocido a través de uno de los últimos libros que había leído. La escultura está inspirada en el Modulor de Le Corbusier, y es esta:

 Modulor

Para hablar brevemente de esta figura, primero hay que presentar a Le Corbusier (1887 – 1965). Este hombre de nacionalidad suiza fue una persona polifacética que ejerció como arquitecto, urbanista, teórico de la arquitectura, diseñador y pintor. Ha sido considerado como uno de los precursores de la arquitectura moderna, sus contribuciones teóricas fueron importantes escribiendo varios libros sobre arquitectura. Le Corbusier decía que el objetivo de la Arquitectura es la belleza siendo suya la frase: “la Arquitectura es el juego maestro, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz”. Igual que con la famosa frase “el hombre es la medida de todas las cosas” de Protágoras, Le Corbusier creía que ”para formular respuestas que dar a los formidables problemas planteados por nuestro tiempo y relativos al aspecto extremo de nuestra sociedad, hay un único criterio aceptable, que reconducirá todos los problemas a sus verdaderos fundamentos: este criterio es el hombre” y esa es la idea que aplicó a la arquitectura mediante su sistema llamado Modulor.

Dimensiones Modulor

El Modulor era “una gama de dimensiones armónicas a la escala humana, aplicable universalmente a la arquitectura y a la mecánica”. Este sistema de medidas fue recogido en dos libros «Le Modulor» (1948) y «Le Modulor 2» (1953) y se basaba en las medidas naturales del hombre y en la sección áurea ya que estas medidas están relacionadas con el número phi, mencionado en alguno de mis anteriores artículos, y que aparece en algunos fenómenos naturales. Estas medidas Le Corbusier las representó mediante la figura del hombre en diferentes posiciones, como por ejemplo con la mano levantada, donde la medida de esta mano hasta el suelo es de 226 cm. y la mano en horizontal mide 140 cm. formando el cociente un valor próximo al número áureo, habiendo otros cocientes entre las proporciones humanas que dan como el resultado este mismo número.

Le Corbusier

Es curioso como de los cientos de veces que había pasado a escasos metros de esa figura nunca me había percatado de ella, para mi en ese encuentro acababa de surgir Le Modulor en la población donde resido, aunque poco después me pusieron al corriente que eso llevaba allí muchos años. Así que a partir de ahora la gama de dimensiones armónicas a escala humana me saluda cada vez que paso ante ella. Buenos días, buenas tardes, Monsieur Modulor.

10 comentarios sobre “Mi encuentro con Le Modulor”

  1. Hace muchos años que me cruzo con «Le Modulor»…la verdad es que no conocía el autor aunque esta figura siempre me ha llamado la atención.Yo era una niña cuando la pusieron en la Avenida Industria, y ya por entonces me pareció curiosa.Recuerdo que nos encontrábamos la pandilla en unas escalera que hay justo a un lado y pasábamos horas delante de la escultura,aunque al final ya no éramos conscientes de su presencia.

    Por entonces había en la pandilla un chico que me gustaba, se llamaba Damián y yo creo que se me notaba mucho porque por suerte o por desgracia jamás he podido ocultar ciertas cosas con la mirada.

    Cuando aquel chico me empezó a hacer caso me dio miedo y deje de ir cada tarde delante de «Le Modulor», que para entonces yo identificaba unicamente con el nombre «la escultura de la estación».A veces…cuando las cosas salen como esperas también da un poco de miedo, ¿no?

  2. es mi pueblo i siempre me a encantado esta escultura

    jamas he svido el nombre, jamas he savido el autor, pero me da muy buenas vibraciones cada vez ke paso la miro i buff nose me gusta

    i este verano vino mi prima i me dijo el nombre y el autor flipe pense ke no tenia importancia ke no era nada del otro mundi y en realidad es mas famosa ke el propio pueblo si analizamos el pueblo tiene vastantes esculturas y parkes con nombres de famosos i formas extrañas y ……

    me encanta un abrazo a todos

  3. Bienvenido Carlos, es verdad, Vilanova del Camí tiene muchas cosas sugerentes, sólo hay que saber mirar. Si descubres alguna cosa más sobre tu pueblo puedes comentarlo aquí cuando quieras. Un abrazo.

  4. Estimado… http://www.upaya.es

    Mi nombre es Elva Lucila López Rivera. y soy docente en el Colegio de Santander Bucaramanga Estoy tomando un curso llamado Intel® Educar para el Futuro que trata sobre cómo integrar la tecnología en mi clase. Quisiera usar algunas imagenes que se encuentra en http://www.upaya.es/?p=29, y que incluiré en mi modelo de sitio web para estudiantes, presentación multimedia y/o publicación.

    Usaré estos ejemplos de proyectos para mostrar a mis alumnos lo que espero que ellos creen. Estas muestras probablemente se usen también fuera de mi clase para mostrar a mis colegas este trabajo. Mi plan de unidad y modelos de proyectos podrían ser seleccionados por Intel para su inclusión en el sitio web educativo de Intel y posiblemente en futuras capacitaciones y CDs, lo cual permitirá a otros docentes bajar y usar estos archivos. Aunque este programa está auspiciado por Intel, cabe aclarar que es completamente gratuito y que los docentes no pagamos para usar ninguno de estos recursos.

    ¿Usted tiene derechos de autor sobre estos textos/sonidos/imágenes/video clips? De ser así, ¿me autoriza a utilizarlos? Por supuesto, yo citaré su sitio web como fuente y cualquier otra información que usted desee que se incluya para dar crédito en forma apropiada al autor.

    Desde ya muchas gracias por su consideración.

    Elva Lucila López Rivera

  5. Estimada Elva:

    La mayoría de los recursos que utilizo son libres de derechos de autor, por ejemplo los vídeos son los permitidos desde Youtube o Google Video, otros recursos llevan licencia Creative Commons. También hay imágenes nuestras que no tengo ningún problema en compartir con ustedes. Les deseo mucha suerte con su curso Intel® Educar para el Futuro.

    Atentamente,
    David

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.