Meditación tibetana en Can Papasseit

El viernes, después de la jornada laboral, participamos de un encuentro con miembros de la Casa del Tibet de Barcelona en la localidad de Vilanova del Camí. La figura principal de este encuentro fue el venerable monje tibetano Tubten Whang Chen, presidente de la Casa del Tibet, que ya nos visitó el año pasado. A las siete de la tarde estuvimos en el taller de meditación de Can Papasseit, que fui muy interesante tanto para el que no había tenido nunca esta experiencia como para los asiduos del yoga o la meditación. Se inicio con una charla introductoria sobre que es la meditación y terminamos con ejercicios de respiración, relajación y estabilización mental mientras se cantaban unos mantras, como el famoso “Om Mani Padme Hum”, que es el mantra del bodishattva de la compasión y que cada sílaba simboliza una virtud: dicha, paciencia, disciplina, sabiduría, generosidad y diligencia. Whang Chen es sobretodo una persona muy positiva, que nos hace reír mucho con algunas de sus ocurrencias, incluso cuando se están tratando temas serios o dramáticos , como la invasión china del Tibet, los trata teniendo en cuenta la filosofía budista de compasión y positividad.

Whang Chen

Al finalizar la sesión de meditación tuvimos tiempo de ir a buscar al peque porque media hora después se iniciaba una cena tibetana en el mismo local con espectáculo de danzas y canciones tibetanas. A la cena – que fue vegetariana – asistieron unas ciento setenta personas. El menú consistió en lo siguiente:

  • Dulces de harina y azúcar, fritos con aceite.
  • Plato combinado con ensalada de lechuga, tomate y cebollas; arroz frito con verduras, patatas al estilo tibetano; preparado de col y cebolla.
  • Te tibetano pö cha.
  • La alimentación budista, como toda su filosofía, es de un profundo respeto a la vida. Uno de los preceptos del budismo dice:

    “Con acciones bondadosas purifico mi cuerpo
    Me comprometo a seguir la senda que consiste en
    abstenerme de matar a seres vivos.”

    Este precepto se extiende no sólo a no matar a seres vivos, sino también a no hacerlos sufrir o a no contribuir a su matanza, si compramos carne en el supermercado estamos contribuyendo a que se maten más seres vivos. Aquellos seres vivos que pueden sufrir son los que tienen desarrollado un sistema nervioso, como las plantas no cuentan con una mente, con un sistema nervioso, se dice que no experimentan dolor ni sufrimiento, y por eso el vegetarianismo es lo más apropiado para cumplir con este precepto.

    Cena y espectáculo tibetano

    Durante la cena Whang Chen trataba diferentes temas pero sobretodo habló sobre la situación de su país, el Tibet, que pertenece a China desde 1950, cuando fue invadido por el ejército chino. Pocos años después de la invasión el Dalai Lama y muchos monjes budistas huyeron a la India, donde consiguieron asilo político. La India y China no es que hagan muy buenas migas, hoy en día todavía se disputan algunos territorios, entre ellos el estado Arunachal Pradesh, que actualmente pertenece a la India y que antes formaba parte del Tibet. Esta disputa ocasionó la guerra de 1962 entre la India y China. En la actualidad se denuncia que China utiliza el control, la tortura y el asesinato como método para reprimir al pueblo tibetano, así como la destrucción paulatina de muchos aspectos de la cultura tibetana. Whang Chen intentó sensibilizar sobre esta situación al público asistente para que contribuyan de múltiples formas a la causa tibetana.

    Tibet

    Aquí os dejo un vídeo de mi admirado Lobsang Tubtor de la celebración de Losar 2008 que aconteció en otro lugar de Barcelona. El losar es el año nuevo tibetano, tiene lugar el vigesimoquinto día del décimo mes del calendario tibetano, durante la primera luna nueva. El calendario tibetano funciona en ciclos de 60 años, representados cada año por uno de los doce animales (los mismos que en el calendario chino) y uno de los elementos, agua, fuego, madera, metal, y tierra. Este año la fecha fue el 5 de febrero y será el 2135, año de la rata de tierra.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.