Fortuna, Imperatrix Mundi

El martes fuimos los dos Davids y Silvia a un concierto en el Teatre Ateneu de Igualada. El concierto estaba formado por dos importantes obras de la historia de la música: La novena sinfonía de Beethoven y Carmina Burana del compositor alemán Karl Orff. Las obras fueron interpretadas por la Orquesta Sinfónica y Coro de la Radio Nacional de Ucrania dirigida por Volodymyr Sheiko.

Todos conocéis la novena de Beethoven, el himno de la Unión Europea, el himno de la hermandad y la alegría, que es escuchada en numerosos actos oficiales y momentos históricos como durante la reunificación alemana o los juegos olímpicos. Esta obra fue declarada por la UNESCO patrimonio universal de la humanidad. Ya hablé de ella en otra ocasión en el blog. La sinfonía fue muy bien interpretada por la orquesta y los momentos finales, con el coro y las voces solistas, fueron impresionantes.

Respecto a Carmina Burana, no la había escuchado nunca entera y me dejó impactado, sobretodo el barítono bulgaro Mihail Pouliev. Esta obra es la más conocida del compositor alemán Carl Orff, inspirada en unos poemas escritos en una mezcla de latín, alemán antiguo y francés, durante los siglos XII y XIII que fueron hallados en 1803 en un monasterio benedictino alemán. Los autores de los poemas – los goliardos – eran clérigos que llevaban una vida irregular, alejada de las normas sociales, una especie de monjes tántricos que mezclaban la espiritualidad con el placer y el amor a la vida.

Carl Orff

Carmina Burana es una sátira de la sociedad de entonces haciendo una defensa del gozo de vivir y el disfrute de los placeres terrenales. La obra está compuesta por un prólogo, tres partes y un epílogo. El prólogo se llama «Fortuna, Emperatriz del mundo» y trata sobre la diosa Fortuna que somete a los seres humanos a su yugo. Luego viene «Primavera» donde se describe una fiesta en la que se celebra la primavera, cuando la naturaleza ayuda al hombre en su lucha contra el destino. La segunda parte es «En la taberna» donde la gente escucha a un hombre que desafía al destino y un coro de borrachos da la espalda a las miserias del mundo ahogando sus penas en el vino. La última parte es «La corte del amor», un homenaje a la diosa Venus. Y en el epílogo el círculo se cierra y vuelve al coro inicial con Oh Fortuna.

Carmina Burana

El peque aguantó las tres horas, de 21:00 a 24:00 y salió alucinando, sobretodo por los interminables minutos finales de aplausos, todos en pie. Mereció la pena a pesar de la noche fría y ventosa.

4 comentarios sobre “Fortuna, Imperatrix Mundi”

  1. Fue impresionante!!!, me gustó mucho y la verdad es que disfrutamos mucho. Verdaderamente a veces no vamos a los eventos porque ni nos enteramos pero este en concreto valió la pena.

    Muy recomendable.

  2. Yo fui anoche al Teatro Real y pude ver y escuchar este concierto tan impresionante….Además de la 9ª de Beethoven y antes un concierto de la Orquesta Glenn Miller ¡¡Una tarde super completa y emocionante!!

  3. Ayer escuché este mismo programa musical en el Auditorio El Greco de Toledo, y sólo puedo corroborar ,a magnífica interpretación del mismo por parte de la Orquesta de Karkov.

    Magnífico, por encima de todos, el barítono Pouliev, en sus matices de voz y su esceneficación goliardesca. Increíble Tatiana Tretiak ¡ de nota ! Muy curiosa la participación de Andrey Naydenov, y un coro sin una disonancia. También la dirección de orquesta fue fantástica y el hecho de ver tanta igualdad de sexos y tal calidad musical me recuerda los años que nos llevan de ventaja por aquellos lares en este terreno.

    Gracias, señores, por su magnifica actuación. Puedo asegurarles que en muchas ocasiones ni el Teatro Real con «los grandes» ni el Auditorio de Madrid me ha proporcionado tanto placer. Me reconcilié por completo con un Carmina Burana que siempre me pareció resultón hasta que subió de nota ayer en sus voces y en manos de sus instrumentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.