Cine laico

Ayer fuimos a ver la película Camino dirigida por Javier Fresser que se inspira en un hecho real, la vida y muerte de la niña Alexia Gonzalez Barros, una niña educada en el seno de una familia del Opus Dei que en estos momentos está en proceso de beatificación. La película ha levantado bastante polémica, la familia de Alexia ha comunicado que se desvincula completamente de cómo se ha enfocado la película. Ha sido producida por Mediapro, empresa dirigida por Jaume Roures, vinculada a las corrientes progresistas. Hay quien dice que esto es parte de una cruzada laicista y aquí pongo el enlace de un ejemplo concreto, por otro lado hay quien con conocimiento de causa habla bastante bien de la película, aquí un ejemplo o este otro desde un punto de vista más crítico con el Opus Dei.

Camino

Lejos de pensar o no si está basada en hechos reales, fue una película durísima, y reconozco que se transmite muy bien lo que el Director plantea, cuesta no dejarse llevar por las emociones, las escenas son impactantes y se activa en muchos momentos esa empatía, esa compasión, al ver el sufrimiento que entierra completamente a la familia y hace que la atmósfera del film sea asfixiante.

Al Opus Dei lo deja bastante mal parado, el mensaje que se transmite con mucha fuerza es que esta institución católica, ahoga y oculta completamente todo lo que puede poner en riesgo la fe cristiana de sus miembros, mediante una maquinaria censuradora y opresora que me recuerda a la Policía del Pensamiento de la novela 1984 de George Orwell. Así, las pesadillas de la niña nos trasladan a un mundo onírico horrible donde esa atracción natural del ser humano por la luz, la belleza y el amor es oprimida por unos seres temerosos de perder el control sobre sus miembros. Es impactante ver como en esos sueños la Belleza corre despavorida cuando uno de esos agentes censuradores aparece ante la niña que inocentemente la contemplaba, la escena del océano azul que va desapareciendo en un remolino como si un desagüe se hubiera abierto en sus entrañas es impresionante. También, se muestra una obsesión de la institución por hacer sagrado el sufrimiento y por influir en sus miembros para que lo busquen conscientemente, por ejemplo poniéndose piedras en los zapatos.

Lo más importante es ese juego de palabras y gestos de la niña con entidades paralelas a la historia como son el ratón, la Cenicienta o el señor Meebles, donde parece que se dice una cosa pero en realidad se dice otra muy distinta. La película es muy recomendable, aunque os aconsejo mantener una actitud crítica, ya sabemos que el mundo de la comunicación es una fabrica de creación de opiniones.

La niña dice en una escena “¿quieres que rece para que tú también te mueras?” y en estos momentos una canción suena en mi cabeza. Cariño, no gracias, «estoy vivo, y el mundo brilla para mí hoy…»:

I am alive – and the world shines for me today
I am alive – suddenly I´m here today
Seems like forever (and a day), thought I could never (feel this way)
Is this really me? I am alive, I am alive

I am alive – and the dawn breaks across the sky
I am alive – and the sun rises up so high
Lost in another world (far away), never another word (until today)
But what can I say? I am alive, I am alive, I am alive

Suddenly came the dawn (from the night), suddenly I was born (into light)
How can it be real? I am alive, I am alive, I am alive

I am alive – and the world shines for me today
I am alive – suddenly I´m here today
Seems like forever (and a day), thought I could never (feel this way)
Is this really me? I am alive, I am alive, I am alive

I am alive, I am alive, I am alive, I am alive
(I am Alive [Xanadu] – Electric Light Orchestra)

Esta entrada fue publicada en Arte y literatura. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Cine laico

  1. Josep Vidal dijo:

    Seguiré tu recomendación e iré a verla.

    Un saludo

  2. David dijo:

    Siguiendo la recomendación de un amigo he decidido cambiar la palabra secta por institución, entendiendo que eso pudiera ofender a alguien, aunque para mi el enfoque que le quería dar a esa palabra no era peyorativo, como es su primera acepción de la RAE. «Conjunto de seguidores de una parcialidad religiosa o ideológica» o como se indica en wikipedia «una secta es —desde el punto de vista sociológico— un grupo de personas con afinidades comunes (culturales, religiosas, políticas, esotéricas, etc).»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.