El ancestro del pengamat

Año 2020, ningún profeta ha sido capaz de vaticinar la ruina de la dignidad humana en el actual orden mundial. La gente ha cedido a su libertad, el individuo que piensa por si mismo ya no existe, es un ente especializado predestinado desde que nace hacia un único fin: formar parte de un engranaje según las necesidades del Gobierno Mundial GUCA. Ya no son necesarios los flujos migratorios de mano de obra especializada hacia donde existía escasez, la ingeniera genética ha dado un paso específico, la creación de sujetos adultos estériles predispuestos a realizar un trabajo necesario, son los keturunan.

GUCA

Todo ser nace en los hospitales centrales del Gobierno, desde los keturunan hasta los de nacimiento natural reciben el sello, una inyección intravenosa que administra un microchip submarino, el pengamat, un artilugio capaz de pasar desapercibido para los pequeños guardianes biológicos y que navega por el flujo sanguíneo durante toda la vida del esclavo. El pengamat tiene diversas funcionalidades, sustituyó a todas las tarjetas conocidas del pasado, a las de identidad, a las de crédito, a las sanitarias y a todas las demás. Mediante un sistema de RF (radiofrecuencia) el sujeto es identificado por cualquiera de los receptores del Gobierno. El sujeto también es geolocalizado gracias al módulo menemukan del pengamat, un sistema que se conecta con los satélites de geoposicionamiento cuántico, nada que ver con la precisión ridícula de los antiguos GPS, este sistema de geoposicionamiento combina los satélites con el geoposicionamiento mediante triangulación en los modernos sistemas de comunicación terrestre, la falta de cobertura es prácticamente imposible.

Pengamat

El pengamat controla las constantes vitales y realiza análisis de sangre del sujeto, enviando la información por la red móvil de quinta generación al Gran Computador Cuántico, el Otak. Por supuesto el pengamat también es capaz de expulsar la dosis necesaria de toxina con el fin de inmovilizar momentáneamente al sujeto cuando éste traspasa los límites de la conducta permitida por el Gobierno. Otak se encarga automáticamente de ejecutar la orden cuando lo ve necesario según la información recibida desde los pengamats, esta orden llega a los pengamats de los corderos extraviados. Así, desde pequeños los sujetos de nacimiento natural son educados según la Ética del Gobierno, mediante el sistema del castigo centralizado de Otak. Si el sujeto puede comprometer seriamente los planes del Gobierno el pengamat acaba con su vida instantáneamente.

Otak

Obviamente, ni los keturunan ni los individuos inferiores nacidos de forma natural saben el detalle de todo esto, creen que todo es obra del castigo divino. Sólo los individuos pertenecientes a la casta del Gobierno conocen la verdad, pero no se mezclan personalmente con las castas inferiores, la comunicación entre las castas se realiza con los sistemas telemultimedia controlados desde Otak, ningún individuo arrepentido del Gobierno podría escapar a la monitorización de Otak. El contacto físico entre ambas castas es un hecho que sucede en medidas ocasiones…

cámaras de vigilancia

Roushydoll acaba de despertar, está en el suelo, se siente aturdido, nota un fuerte dolor en la base del cráneo, hay muy poca luz y la humedad cala en sus huesos, no tarda en darse cuenta, cuando sus ojos se acostumbran, que está en una diminuta celda donde los movimientos deben ser cuidadosos. No recuerda como ha llegado hasta aquel lugar y siente miedo, los recuerdos del ayer son difusos, una semiamnesia temporal se ha apoderado de sí mismo. En ese momento una puerta se abre y la luz inunda la celda cegándole fugaz y momentáneamente sus ojos.

– Buenos días Mr. Roushydoll Mangein, disculpe que no me presente, mi nombre no tiene para usted el más mínimo interés, soy agente Federal de la Consciencia y tengo que hacerle algunas preguntas.
– ¡Dios mío!. ¿Qué es lo que ocurre?. ¿Qué hago aquí?. ¿Qué quieren de mi?.
– Sabemos que esconde algo muy delicado y queremos que nos lo entregue.
– ¿De qué me está hablando?. ¡Yo sólo quiero salir de aquí, deje que me vaya!
– No se preocupe, será libre en cuenta tengamos lo que hemos venido a buscar. No me andaré por las ramas, tenemos serias evidencias de que usted mantiene oculto al sujeto «das Ding an sich», un peligroso enemigo del Gobierno y de la sociedad que de Él emana.
– Desconozco a que se refiere, no sé de qué peligroso enemigo me habla. ¿Esto es una broma?.
– Esto es muy serio Mr. Mangein, descríbame al sujeto y dígame donde se encuentra, sólo la verdad de la confesión le dejará libre, no saldrá de aquí hasta que esto suceda.
– ¿Pero es que no lo entiende?. No puedo describirle a «das Ding an sich», ¡esto es una locura!.
– Muy bien Mr. Mangein, seremos pacientes, buenos días.

El agente se marchó y la puerta se cerró de nuevo. El crepúsculo anegó la celda y la paciencia se transformó en advertencia…

[Continuará]

Aunque pueden deleitarse navegando hasta este enlace: el ancestro del pengamat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.