El sufrimiento

Syd Barrett, fundador de Pink Floyd, fue considerado por muchos como el alma creativa y espiritual de la banda de rock psicodélico. Sus problemas mentales, brotes de esquizofrenia y síntomas de autismo, fruto del consumo de drogas, le llevaron a que en 1970 acabara dejando de forma repentina el grupo en medio de un concierto. En 1972 Syd volvió a ver a sus compañeros cuando irrumpió en el estudio justo cuando la banda interpretaba “Shine on you crazy diamond”, del álbum “Wish You Were Here”, de hecho la canción que da título al álbum fue dedicada a Syd. Sus últimos años vivió retirado dedicado a la pintura y a la jardinería, hasta fallecer el 7 de julio de 2006 a la edad de 60 años. Esta Noche Buena pasada rescatábamos "Wish you were here" mientras disfrutábamos de la compañía de una parte de nuestra gran familia.

Esta canción para mi también habla de vivir con voluntad de verdad, en lugar de evitar el sufrimiento y la realidad – que a veces es ciertamente dura – mediante los narcóticos, tanto físicos (las drogas, el alcohol, los tranquilizantes, …), como espirituales (como las ideologías políticas, la autoayuda o la new age). En estos días de festividad navideña, que como todos sabemos heredamos de nuestra cultura cristiana – aunque muchos ya no nos consideremos creyentes-, quería recordar una cita de Simone Weil que me hace reflexionar sobre ese drama de la modernidad, donde el desarraigo y la pérdida de referentes culturales y valores que daban un sentido a la vida, nos hacen no saber afrontar con entereza el sufrimiento y utilizarlo como elemento transformador de nuestras vidas:

"La extremada grandeza del cristianismo proviene de que no busca un remedio sobrenatural para el sufrimiento, sino un uso sobrenatural del sufrimiento" (Simone Weil)

No se trata de buscar el sufrimiento, pero la propaganda dirigida y excesiva sobre la felicidad, el éxito, la riqueza material, la belleza juvenil y el bienestar, está dejando demasiada gente en la cuneta y produciendo el efecto contrario. El ostracismo de los que pasan por dificultades, los que fracasan, los que envejecen,los que enferman, los que no son políticamente correctos, los incomprendidos, los melancólicos, en definitiva, los que no entran dentro de los cánones del modelo social establecido, son carne de cañón de esta jungla que nos ha tocado vivir.

"Wish you were here" traducida.

"¿Así que crees que puedes distinguir
entre el cielo y el infierno?
¿Entre el cielo azul, y el dolor?
¿Puedes distinguir un campo verde
de unos fríos raíles de acero?
¿Una sonrisa a través de un velo?
¿Crees que lo puedes distinguir?
¿Consiguieron que cambiaras a tus héroes por fantasmas?
¿Cenizas ardientes por árboles?
¿Aire caliente por aire fresco?
¿El poco consuelo para el cambio?
¿Intercambiaste un paseo por la guerra,
por un puesto como líder de la prisión?
Como desearía, como desearía que estuvieras aquí.
Tan sólo somos dos almas perdidas nadando en una pecera,
año tras año, corriendo sobre el mismo viejo suelo
¿Qué es lo que hemos encontrado?
Los mismo temores de siempre
Como desearía que estuvieras aquí."


"So, so you think you can tell
Heaven from Hell,
blue skies from pain.
Can you tell a green field
from a cold steel rail?
A smile from a veil?
Do you think you can tell?
And did they get you trade your heroes for ghosts?
Hot ashes for trees?
Hot air for a cold breeze?
Cold comfort for change?
And did you exchange a walk on part in the war
for a lead role in a cage?
How I wish, how I wish you were here.
We’re just two lost souls swimming in a fish bowl,
year after year, running over the same old ground.
What have we found?
The same old fears,
wish you were here."

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.