Sant George de la Jungla Cultural

Hoy se conmemora la Diada de Sant Jordi, día del libro y de la rosa, y como soy tan del rebaño como el que más he osado irrumpir en un centro comercial para comprar un libro que le quería regalar a Silvia, ella ya se me había adelantado esta mañana, no podía aguantar más tiempo y me ha hecho el regalo, un libro sobre el eneagrama que parece realmente interesante. En el centro comercial era una auténtica locura, no había estantería donde los libros estuvieran en el lugar que les correspondía, la gente se había dedicado a ir cogiendo y retornando libros a los estantes que le resultaban más cómodos según su recorrido por los pasillos, en lugar de devolverlos a su estantería de origen, así no había quien encontrara nada. El personal del centro estaba en todo momento ocupado y me ha sido imposible preguntar a alguien por el libro que realmente venía a comprar, así que he optado por lo más fácil, me he ido al estante de novedades y he comprado “El Juego del ángel” de Carlos Ruiz Zafón, el escritor que tuvo tanto éxito hace años con “La Sombra del Viento”, no he sido muy original porque creo que ha sido el libro más vendido, pero bueno, el detalle es lo que importa como diría aquel. Con el libro me han regalado una rosa, Silvia siempre me dice que los hombres salen ganando en este día porque un libro dura más que una rosa, no le falta nada de razón aunque hay libros que en comparación con el aroma de las rosas no le llegan ni a la suela de los pinchos.

Sant Jordi

Os tengo que confesar algo, para mi Sant Jordi es más de un día al año, desde pequeño en mi casa se me enseñó a amar a los libros y considero una librería o una biblioteca como si fueran santuarios, lugares de conocimiento donde me encuentro como pez en el agua. Me gustan las tradiciones, más allá de lo meramente comercial, porque encierran mucha historia, pero especialmente este día de Sant Jordi que fue declarado por la UNESCO como Día Internacional del libro. Además, la simbología del caballero y el dragón le otorga cierto encanto. Un 23 de abril murió un tal Jorge de Capadocia, esto ocurrió en el año 303 d.c. Según cuenta la tradición Jorge murió decapitado durante la persecución a los cristianos ordenada por un edicto de Diocleciano, rápidamente se convirtió en mártir y fue venerado por los cristianos ya en tiempos del reinado de Constantino I, posteriormente fue canonizado por el papa Gelasio I en el año 494. De todas maneras este leyenda de San Jorge, como la de otros mártires, se considera dudosa por muchos especialistas. Según cuentan durante el reinado del Emperador Constantino se dedicaron a inventar multitud de historias sobre mártires cristianos. El libro “Actas de mártires e Historia eclesiástica” de Eusebio de Cesarea, que fue teólogo de la corte imperial de Constantino, es la fuente principal de estos supuestos sucesos.

La leyenda del dragón es posterior. A partir del siglo IX se hablan de leyendas donde San Jorge montado en un caballo vence a un dragón. Se dice que es origen de todos los cuentos de hadas sobre princesas y caballeros que las salvan de las fauces del dragón. Curiosamente se cuentan leyendas similares en multitud de sitios, incluso en Japón, supongo que esto de un ser humano luchando contra un dragón es una imagen arquetípica que se pierde en la noche de los tiempos. San Jorge se consideró el protector de los cruzados durante las conquistas de Jerusalén y fue el patrón de órdenes religioso-militares como la de los templarios. De hecho la cruz de Sant Jordi puede verse tanto en el escudo de la ciudad de Barcelona como en el de los templarios, así como en muchas banderas de países que lo tienen como patrón, es el caso de Georgia o Inglaterra.

Hoy se ha aprovechado también para conmemorar el centenario del nacimiento de Mercè Rodoreda, que ha centrado los actos oficiales en Barcelona, sino recuerdo mal se han leído fragmentos de la Plaça del Diamant en la Plaça de Sant Jaume. Bueno es, cualquier acto que pueda servir para inculcar en más gente el gusto por la lectura me parece genial.

Bien, os tengo que dejar, me voy a hojear un rato mi regalo de Sant Jordi. Arreveure!!!

Un comentario sobre “Sant George de la Jungla Cultural”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.