La oligarquía electiva

Ayer no sabía a ciencia cierta de que hablar esta semana, en el tintero siempre hay alguna que otra idea pululando por mi mente y tenía pensado desde hace días escribir sobre las elecciones pero no sabía como enfocarlo, hasta que esta mañana he empezado a leer un nuevo libro – ya acabé el de Ideas de Peter Watson – y la bombilla se ha encendido. Últimamente me acosan las sincronicidades que diría Jung o aquello que dice Coelho: “que cuando una persona desea realmente una cosa, todo el universo conspira para que puede realizar su sueño, o llegar a su objetivo”. Esto ya me pasó recientemente con algo relacionado con una flauta dulce pero como no viene al caso ya lo contaré otro día. Pues bien, el libro que ayer elegí para leer y que hoy he empezado es nada menos que “Ensayo sobre la lucidez” de José Saramago, Premio Nóbel de Literatura. La casualidad ha sido que el libro va sobre unas elecciones y yo no lo sabía hasta que inicié su lectura. El libro no es tan largo como el de Ideas, aquel eran casi mil doscientas páginas sin contar las doscientas páginas de anotaciones, este pasa escasamente de las cuatrocientas y ya voy por la cien.

Nunca había leído a Saramago y la lectura promete, por ahora me tiene enganchado, además de que escribe de una forma bastante peculiar, algunas palabras empiezan por mayúscula después de coma como si el signo de puntuación se tratase de un punto. Además para este hombre parece que casi no existen los párrafos, cada capítulo debes de leerlo de un tirón y te obliga a hacer un esfuerzo suplementario para mantener la atención si quieres enterarte de algo. Justo lo que a mi me hace falta en estos momentos!!!. En estas primeras páginas me he quedado completamente estupefacto, imaginaos que en las elecciones de un país casi todo el mundo votara en blanco y que a la semana siguiente tuvieran que repetirse las elecciones al producirse tal extraña situación y ocurriera exactamente lo mismo: un 83% de papeletas en blanco. Los gobernantes sorprendidos por los resultados deciden intentar averiguar que es lo que ha ocurrido, al principio utilizan a los servicios secretos que se infiltran entre las masas sin éxito, hasta ir incrementando el acoso hacia la población porque la gente no suelta palabra, utilizan las detenciones e interrogatorios, usan detectores de mentiras, hasta llegar al estado de excepción y el estado de sitio dejando a los ciudadanos en una situación lamentable. Ahí me he quedado, parece que la gente en un examen de lucidez decide ponerse de acuerdo y ponen en marcha una idea revolucionaria, ¿pero como?, pues no lo se, ya lo veré en su momento y no voy a soltar prenda, tampoco quiero importunar al que pretenda leer este libro.

Si en un país gana el voto en blanco entonces deben repetirse las elecciones. ¿Pero que ocurre si una y otra vez vuelve a ganar el voto en blanco?. Ciertamente que esto es difícil que ocurra en algún país democrático o que pretenda serlo, principalmente porque seguro que si en el recuento detectaran algo similar a esto no se yo si nos íbamos a enterar. En los países que empiezan en democracia están los observadores internacionales que se encargan de avalar o no los resultados de unas elecciones, por ejemplo en Georgia hace pocos días los observadores, entre ellos Estados Unidos, han desestimado que hubiera fraude, mientras políticos como Patarkatsishvili denuncian que el fraude no sólo llegó a las elecciones sino que durante las encuestas ya se habían falseado los datos. En Kenia, el desastre tras las elecciones ha llegado demasiado lejos, tras los resultados electorales la violencia se ha adueñado del país, se han producido enfrentamientos entre grupos étnicos, de mientras el Gobierno de Kenia rechazaba que se hubiera producido  fraude durante las elecciones y daban la orden de tirar a matar contra los manifestantes que inundaban las calles. El resultado ha sido más de 350 muertos y unas 250.000 personas desplazadas de sus hogares.

Luego tenemos el asesinato reciente de Benazir Bhutto, política de Pakistán. Bhutto fue la primera mujer que ocupó el cargo de primera ministra en un país musulmán y la mataron dos semanas antes de la fecha de elecciones siendo la líder de la candidatura de la oposición. Ahora las elecciones en Pakistán han sido postergadas hasta el 18 de febrero porque después del asesinato se registraron múltiples actos de violencia en todo el país con un saldo de sesenta personas muertas. Por otro lado en Bolivia, Evo Morales dijo que convocaría elecciones anticipadas para el 2008, esto lo dijo en marzo del 2007 pero parece que no se ha vuelto a sacar el tema, la idea que tenía prevista era la de permanecer en el poder hasta el 2018. La estrategia de Morales es que las elecciones del 2008 se cuenten como las primeras de un nuevo Estado, al estrenarse Constitución, con un mandato inicial de 2008 a 2013, y posteriormente ser reeligido 5 años más.

Otro asunto relacionado con las elecciones es el referéndum constitucional que hubo en Venezuela el año pasado. Hugo Chavez pretendía reformar la constitución entre otras cosas para mantenerse en el poder, además de para instaurar el socialismo en Venezuela. El NO ganó, aunque como dijo Chavez, por ahora, repitiendo una frase que hizo celebre cuando fracasó su golpe de Estado en 1992.

Para las elecciones de Estados Unidos todavía falta, se celebran el 4 de noviembre de este año aunque actualmente están en las primarias con el fin de elegir a sus preferidos para la Casa Blanca. Hasta ahora han habido primarias en los Estados de Iowa, Wyoming (republicanos), New Hampshire y Michigan. En Iowa ganaron contra todos los pronósticos Barak Obama por el partido demócrata  y Mike Huckabee por el republicano. Hillary Clinton no se lo esperaba y dijo que el verdadero cambio era que obtuviera la presidencia una mujer, aunque bajo mi modesta opinión creo que el cambio radical sería que gobernara Obama, sería el reconocimiento de la autentica libertad de unos seres humanos que fueron denigrados salvajemente durante varios siglos en EEUU, las mujeres blancas nunca lo pasaron tan mal como los afroamericanos. En Wyoming el republicano Huckabee no obtuvo buenos resultados, lo tuvo mejor el republicano M.Romney con el 67% de los Delegados. Después el 9 de enero vinieron las de New Hampshire donde ganó Hillary Clinton después de estar apunto de llorar en un acto electoral. Por los republicanos triunfó John McCain con un amplio margen sobre Mitt Romney. En Michigan el republicano y mormón M. Romney se recuperó después de sus dos anteriores derrotas quedando segundo McCain. Esperemos que en las elecciones de EEUU de este año no ocurra como en las pasadas, donde acontecieron cosas bastante raritas con el triunfo de Bush por 537 votos sobre Al Gore. Recomiendo el libro de Michael Moore “Estúpidos Hombres Blancos” para conocer este tema.

En España se disolvió el Parlamento (Cortes Generales) el pasado 14 de enero siendo convocadas las elecciones por J.L.Rodriguez Zapatero para el 9 de marzo. La campaña electoral comenzará el 22 de febrero. Para entonces habré acabado “Ensayo sobre la lucidez”, hasta las elecciones mi voto estará en el aire. ¿Influirá el libro en mi decisión?. Ni idea, tampoco seguiré informando al respecto, como dice Saramago: “Nadie puede, bajo ningún pretexto, ser obligado a revelar su voto ni ser preguntado sobre el mismo por ninguna autoridad”, aunque esto en su libro los gobernantes se lo pasan por el forro… Ahh, se me olvidaba, encontré esto por el camino:

http://www.votaenblanco.org

www.votoenblanco.com

www.ciudadanosenblanco.com

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.