Belleza II

«American Beauty» es una de mis películas favoritas, la he visto varias veces. La última vez que la disfruté me daba cuenta que le procuraba un nuevo significado a algunas escenas, se me hacia un nudo en la garganta, sentía una emoción en el centro de mi ser que se tornaba sentimiento.

En ella se tratan temas de siempre, de la belleza, del amor, de la libertad, de la búsqueda de la felicidad. Además ese día me di cuenta que el guión tiene muchas connotaciones budistas, luego supe que el guionista de la película, Alan Ball, comentó en una entrevista que “hay un poco de budismo en el guión, que se refiere a encontrar el milagro en las cosas mundanas”. ¿Estáis dispuestos a encontrar el misterio y la belleza de la vida en cada pequeña cosa?. Si miráis el mundo con atención estoy seguro que lo conseguiréis.

Quieres ver la cosa más hermosa
que he filmado ?
Fue uno de esos días…

Cuando casi
está nevando,
y había cierta electricidad
en el aire.

Casi la puedes oír.
Verdad ?
Y esta bolsa estaba allí…
bailando conmigo,
como un chiquillo
rogandome jugar con él,
por 15 minutos.

Fue cuando me di cuenta
que había esa…
inmensa vida detrás de los objetos…

Y esa increíble
fuerza benevolente…

Que quería que supiera que
no hay razón para temer…
jamás.

El video es una pobre justificación, lo sé,
pero me ayuda a recordar.

Necesito recordar.
A veces hay tanta…
BELLEZA…
en el mundo.

Que siento
que no la soporto…
y mi corazón…
se va a…
hundir.

(Escena de la bolsa del film «American Beauty»)

El que no la haya visto y pretenda verla que acabe aquí su lectura. Voy a desvelar el final, tachan!!!

Siempre había oído
que tu vida entera pasa…
en frente de tus ojos
el segundo antes de que mueras.

Primero que nada,
ese segundo…
no es un segundo de verdad.

Se alarga para siempre,
como un océano de tiempo.

Para mí, era estar
recostado boca arriba…
en el campamento Scout,
viendo las estrellas caer.

Y hojas amarillas
de los árboles de Maple…
que recubrían nuestra calle.

O las manos de mi abuela
y la forma en que su piel…
parecía papel.

Y la primera vez
que vi el nuevo Firebird…
de mi primo Tony.

Y Janie.
Y Janie.
Y… Carolyn.

Creo que podría estar muy enfadado
con lo que me pasó,
pero es difícil estar enojado
cuando hay tanta BELLEZA en el mundo.

A veces me siento como que la estoy viendo
toda de golpe y es mucho.

Tanto que mi corazón se llena como
un globo que va a reventar.

Y luego me acuerdo
que he de relajarme…
y parar de tratar
de aferrarme a ella.

Y luego fluye
a través de mi como lluvia,
y no puedo sentir más que
gratitud…
por cada instante…
de mi estúpida y pequeña vida.

No tienes idea
de lo que estoy hablando, estoy seguro.

Pero no te preocupes.
Algún día lo sabrás…

(Escena final del film «American Beauty»)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.