Hidromiel

Logo de Tastaris
Hidromiel en www.tastaris.com

El hidromiel es una bebida con mucha historia, se dice que la referencia más antigua que se conoce aparece por primera vez en los versos del Rig Vedá (compuesto entre el 1700 y el 1100 a. C.), uno de los libros sagrados del Vedismo. Aunque se especula que es anterior y que la primera referencia puede encontrarse en las pinturas rupestres de la cueva de la Araña de Bicorp (Valencia), estas pinturas están datadas sobre el 9000 a. C. y pertenecen al Arte Rupestre Levantino que fue declarado por la Unesco en 1998 Patrimonio de la Humanidad. Contiene una de las representaciones más famosas en todo el mundo, en la que aparece una persona recolectando miel. Es posible que esa miel se mojase por la lluvia y a partir de ahí las levaduras contenidas en ella hicieran que fermentase, dando lugar a la hidromiel.

Cueva Araña Bicorp
Pintura de la cueva de la Araña en Bicorp

A lo largo del tiempo, lo que empezó siendo la primera bebida alcohólica de la historia fue dejando paso a otras mucho más rentables y viables de conseguir. La fermentación que requiere el Hidromiel es de dos años aproximadamente y ese factor fue el desencadenante para que las personas se inclinaran por bebidas alcohólicas de elaboración más rápida y directa como el vino o la cerveza.

La gran mayoría de las personas desconocen este producto pero en la medicina Hipocrática ya se aplicaban remedios relacionados con el Hidromiel y cumplía una función beneficiosa para la salud que buscaba purificar el cuerpo. En el tratado de «La farmacoterapia en Celso y Escribonio Largo» de Fulgencio Martinez Saura así se asevera y en varios escritos más hemos podido constatar que dicha bebida está considerada como un purificador. Hipócrates sugería el Hidromiel para ablandar el pulmón, para respirar mejor y expectorar bien.

Las antiguas civilizaciones (celtas, sajones, normandos, griegos, íberos, romanos, teutones, …) le otorgaron propiedades energéticas, digestivas y relajantes, y en algunas culturas era una bebida reservada a los héroes, heroínas y escogidos. Para los griegos era el Melikraton, para los romanos el Aquamulsum – era la bebida preferida de Julio Cesar – y así muchos pueblos tenían un momento mágico reservado para esta bebida, que era consumida en celebraciones religiosas y paganas, formando parte de sus tradiciones y de su mitología. Una de las tradiciones de «La Luna de Miel» proviene de los teutones, consistía que durante un ciclo lunar los recién esposados tomaban hidromiel para la fertilidad, por considerarle propiedades afrodisiacas, entre otras. En la tradición vikinga era la bebida que ofrecían las valkirias a los guerreros que morían en combate cuando llegaban a su paraíso.

Valkiria ofreciendo hidromiel
Valkiria ofreciendo hidromiel

La literatura y el cine han otorgado en numerosas ocasiones al Hidromiel el lugar que se merece en la historia. Novelas como “El Médico” de Noah Gordon y películas como Beowulf de Robert Zemeckis, “El Señor de los anillos” de Peter Jackson, “Robin Hood, príncipe de los ladrones” del director Kevin Reynolds o el mismísimo Harry Potter beben de este néctar de la naturaleza. Incluso en los comics de Asterix y Obelix aparecen los personajes consumiendo ésta bebida.

beowulf
Beowulf
Bodega DMelis
Bodega D'Melis

D’Melis es uno de los fabricantes con más experiencia en la elaboración de la hidromiel, sus productos los podéis encontrar en www.tastaris.com. D’Melis lleva más de veinticinco años en Vallbona de l’Anoia (Cataluña) elaborando productos a partir de la miel, como son el vinagre de miel o melagre y diferentes tipos de hidromiel, un producto milenario que se considera la primera bebida alcohólica de la humanidad, obtenida a partir de la fermentación de miel, agua y polen. Sus productos son de una gran calidad y esto ha sido reconocido con varios premios, como por ejemplo los otorgados en la Feria Internacional Apícola que se celebra en Pastrana anualmente, así como ha aparecido en varios reportajes y noticias de diferentes canales de televisión, por ejemplo en TV1, TV2, TV3 y Tele Madrid, y periódicos tan importantes como El Periódico, ABC, Avui, Diario 16 o La Vanguardia, así como en revistas de vino y gastronomía.

El hidromiel se elabora fermentando una mezcla de mieles seleccionadas, agua y polen en un delicado proceso de varias fases para acabar en barricas de roble americano, donde envejece durante un periodo de por lo menos dos años. Antes de su envasado vuelve a pasar por otro proceso que comprende análisis, catas y clarificaciones mediante diferentes métodos de filtrado. Por ello, se trata de un producto de una calidad excelente, digno de los paladares más exigentes, que puede ser tomado como aperitivo, o para acompañar postres, dulces o pastas de media tarde. No lo dudeis, visitad  www.tastaris.com y disfrutad de una las bebidas con más historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.