El pico de Hubbert

Damas y caballeros, la era del petróleo está tocando a su fin, y no porque estemos  a punto de extraer el último barril de petróleo, no, que va, sino porque una de las teorías ampliamente aceptada por la comunidad científica y por parte de la industria petrolera se está empezando a cumplir. Estamos hablando de la teoría del pico de Hubbert que indica que la producción mundial de petróleo llegará a su cenit y después declinará tan rápido como creció y todo esto basado en que cada vez será menos rentable la extracción de petróleo ya que será más caro extraer que el beneficio a obtener. La explicación sobre la bajada en la rentabilidad de la extracción es que cada vez cuesta más descubrir bolsas grandes de petróleo, de fácil acceso, además el petróleo más factible de obtener es el primer petróleo debido a la presión del Gas Natural, que también se extrae.

Yacimientos 

Desde 1960 la curva de descubrimientos de bolsas de petróleo está decreciendo y la demanda mundial no para de crecer. En 1999 Dick Cheney estimaba que para el 2010 se necesitarían producir unos cincuenta millones de barriles diarios adicionales que no se tenían localizados y teniendo en cuenta que el pico de Hubbert ya se había producido localmente en EEUU (las explotaciones en territorio de EEUU están actualmente entre las peores) no cuesta mucho llegar a la conclusión de que tenían que empezar a buscar desesperadamente petróleo en otros lugares al precio que fuese, la invasión de Irak es solo una de las consecuencias. En la gráfica que vemos a continuación tenemos la proyección, realizada por Hubbert, de la producción mundial de petróleo. La curva superior indica que aunque se duplicasen las reservas de petróleo la fecha del pico de Hubbert únicamente se retrasaría diez años y el tiempo en consumir el 80% de las reservas mundiales se incrementaría en solo seis años:

Hubbert

El petróleo no es exclusivamente una fuente energética, muchísimos productos utilizan el petróleo como materia prima, existiendo más de 6000 productos derivados del también denominado oro negro, entre ellos la mayoría de plásticos, además de que hay muchos alimentos cuya producción se encuentra motorizada por el petróleo, también la distribución del agua o la extracción de algunos tipos de minerales, como la plata o el cobre, son descubiertos, extraídos, transportados y elaborados por maquinaria consumidora de hidrocarburos. Es altísima la dependencia del petróleo, no se si la mayoría somos conscientes de lo que representa el petróleo en nuestra civilización, y es que a medida que nos deslicemos por la campana de Hubbert nos iremos adentrando en lo que los científicos vienen denominando “La edad de piedra post-industrial”. Así que si alguien está pensando en sustituir el coche por la bicicleta para colaborar en el ahorro energético, eso está muy bien pero que se ponga a investigar si la construcción de esa bicicleta dependió del petróleo, ya verá, ya, que sorpresas se lleva. Si es que casi todo lo que fabricamos depende de ese recurso natural escaso!!!

 

recurso escaso

 

Tanta es la desesperación ante el inminente cumplimiento de la teoría que el mes pasado dos batiscafos rusos se fueron al Polo Norte, más concretamente a una cordillera submarina que fue bautizada con el nombre de Lomonosov, en busca de petróleo y gas, a la vez que los científicos rusos pretenden demostrar que el fondo marino donde se encuentra esta cordillera submarina es la continuación de la plataforma continental de Siberia para así Rusia poder reclamar sus derechos. Pero no es el único ni el primero, Canadá pidió su propiedad a finales de 1950, pero un tribunal internacional dijo que si durante 100 años nadie más lo demandaba en propiedad pasaría a ser territorio Canadiense, así que en agosto Canadá volvió a la palestra y en una cumbre defendió su soberanía sobre el Polo Norte.

Yo pensaba que el Polo Norte y las aguas internacionales no pertenecían a ningún país, ahora resultará que la plataforma continental de España en el mediterráneo llegará hasta Chipre y tendrán que pagar entrada para bañarse en las playas chipriotas… Esas son algunas de las anécdotas de la carrera loca hacia el control del crudo. Hasta pronto

2 comentarios sobre “El pico de Hubbert”

  1. Da un poco de miedo leer éste post en el sentido de que parece que tengamos que volver a la prehistoria si se nos acaba el petróleo.Yo creo que ya muchos paises tienen en alza energías alternativas que aunque sean más caras seran probáblemente inagotables, desde luego no me refiero a la hidráulica (por la escasez de agua) pero sí a la eólica o la energía solar.
    Lo que queda patente es que cada vez es más caro y más escaso, de ahí que se tengan que ir invadiendo paises con excusas inexistentes para apropiarse del tan apreciado crudo.

    Me gusta este escrito, aunque tengo la esperanza de que sea algo tremendista.

  2. Gracias Silvia. Una cosa, aunque energías alternativas lleguen a sustituir al petróleo, que eso está por ver, yo no se con que vamos a construir los miles de tipos de productos que utilizan el petróleo o sus derivados como materia prima. Por ejemplo el plástico está presente en infinidad de cosas que utilizamos y no va a ser fácil encontrar un sustituto del mismo.

    Besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.