Reflexiones sobre este año

¿Y si me desnudo emocionalmente y dejo a pie de cama esa armadura estilista encorsetada?. Se que a alguno de vosotros le encanta. Menudo año este 2008, la libertad y el sentido de una vida que ya no fluye sólo por las venas de una identidad fronteriza y combatiente con los vecinos. La rendición ya es un hecho, los vecinos perceptibles y la vieja identidad se funden como las gotas de agua que forman algo único y libre, un mar pacífico donde sus pocas espumosas olas saben de donde proceden y a donde volverán.

Libertad

Este año se dieron muchas experiencias maestras, ya son varios los meses de compartir con mis amores un mismo techo, pocos desencuentros, pocas reconciliaciones, mucha armonía, mucha paz y una atmósfera de libertad que me ha permitido disfrutar de ellos y de estar más cerca del Sí Mismo. Nunca se está más cerca de uno mismo que cuando experimentas el Amor, un Sol que te ilumina, te guía y te une con todo, desde el más profundo manantial de la Vida.

Fui a
los
bosques porque
quería vivir a conciencia

Un año de amor a la Sabiduría, empecé a estudiar a los lejanos filósofos del tiempo, Parménides, Heráclito; y en este final del ciclo alrededor de nuestra estrella a punto de empezar con Hegel, acercándome a los principios de la centuria XIX. ¿Qué puedo decir?, he aprendido que nuestros modelos mentales son hijos de estos señores que se enfrentaron a preguntas arcaicas e inmortales, y que al fin y al cabo somos la historia objetiva del espíritu, una historia que se siente protagonista y que se reconoce a sí misma. Somos naturaleza, ese impulso hacia la plenitud, hacia la completa actualización. ¿Qué otro propósito tenemos sino el poner a pleno rendimiento esa energía, amor e inteligencia que somos?. Sin controlar el Mundo, simplemente caminar libremente por él, actualizando nuestro potencial como portadores de nuestra propia naturaleza. Sin establecerse en un grado primitivo de reflexión, sin seguir completamente al rebaño y haciendo lo mismo que el resto, con la pereza de afirmar la propia libertad, escondiéndose de sí mismo, autoengañándose y sin reconocerse.

¡Quería vivir a fondo y extraer todo el
meollo a
la vida!

Un 2008 donde empecé un nuevo camino profesional, nuevas experiencias que me abrieron los ojos, donde pude ser testigo en primera línea – testigo afortunado – de algunas de las decisiones de gobierno de una empresa que fluyen desde arriba a abajo animando al sistema y haciendo de él lo que es actualmente. Después de lo visto este año, tengo grandes esperanzas para ayudar a que el mundo profesional se convierta en un mundo más responsable y ético.

Dejar de lado todo lo que no fuera la vida, y no descubrir,
en el momento de
la muerte,

La crisis del 2008 sólo responde a eso, un mundo donde la corrupción anónima y silenciosa campa a sus anchas, gente que sin escrúpulos ni valores le importa muy poco las consecuencias de sus acciones, mientras no les salpique a ellos mismos. Esta crisis nada tiene que ver con el capitalismo, tiene que ver con la sombra del ser humano, en todos los sistemas políticos y económicos siempre han existido sus cloacas, allí las ratas buscan con una voracidad insaciable construir su identidad a base de tener y de poder prepotente, sin importarles el cómo.

También, fui testigo del descubrimiento de una fortificación medieval en la casa que vivieron mis abuelos paternos y su familia. Un acontecimiento que desde que empezó tomé la determinación de formar parte del mismo, así he podido conocer mucha gente interesante de muchos ámbitos. Esta aventura no ha hecho más que empezar y es muy emocionante, y para contarla tengo este blog donde puedo plasmar retales de mi vida.

QUE NO HABÍA VIVIDO. (El club de los poetas muertos)

Por último, para llevar a cabo esa libertad de la que hablo veo necesario saber decir “NO”, elegir con quien quieres disfrutar de tu vida, con quien quieres compartir los momentos, sobre todo aquellos momentos donde no hay obligaciones, al fin y al cabo en nuestro tiempo libre debemos estar con quien nos sentimos afectivamente unidos, como le comenté a alguien, no hay necesidad de ser masoquistas y no somos de nadie, ni nadie es nuestro, no somos bufones ni instrumentos de disfrute de nadie. Sueño con una amistad no posesiva, una amistad abarcadora, unida en la distancia y en el tiempo. Sueño con el día en el que el ser humano para el ser humano no sea un medio, sino que sea un fin.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Reflexiones sobre este año

  1. Josep Vidal dijo:

    Sigue así 😉

    Nos vemos después de reyes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.